Rape al all cremat

Rape al all cremat

Tan ricas están las patatas, como el caldo, como el rape!

Ingredientes para 4 raciones:

  • 1 cola de rape
  • 10 dientes de ajo
  • 4 tomates maduros
  • 4 patatas
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 cayena seca
  • 1 cucharada de pimentón rojo dulce
  • Unas ramitas de perejil
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Elaboración:

  1. Pedir en la pescadería que preparen la cola cortada a lomos y nos reserven la espina. Cortaremos cada lomo por la mitad a lo largo y haremos tacos.
  2. En primer lugar, para el fumet, picar la cebolla, la zanahoria y dos dientes de ajo y pocharlos en una olla con aceite, a fuego medio.
  3. Cuando la cebolla esté transparente, añadir el pimentón, el vino, darle unas vueltas, incorporar la espina del rape, cubrirla abundantemente con agua y cocinar durante 10’.
  4. Rallar los tomates y reservarlos.
  5. Pelar y cortar a rodajas el resto de ajos y dorarlos en una cazuela con aceite. Han de quedar un punto más que dorados, bien tostados  pero sin llegar a ennegrecer. Así que hay que estar muy pendientes.
  6. Llegados a ese punto, incorporar inmediatamente los tomates rallados, la cayena sin semillas y desmenuzada y cocinar a fuego lento, unos 5’.
  7. Pelar las patatas, desgajarlas e incorporarlas a la cazuela.
  8. Cubrir con el fumet colado, sazonar, tapar y cocinar a fuego medio hasta que las patatas estén hechas, unos 15’ dependiendo del tipo de patata. Comprobar pinchando con un tenedor.
  9. Finalmente, incorporar el rape, zarandear la cazuela para que se impregne bien del caldo, comprobar de sal, espolvorear el perejil picado y cocinar, sin tapar, 4’ más.

Un plato típico que no por ello deja de admitir variaciones, puesto que de todos ellos hay distintas versiones. Os cuento cómo lo hago yo. Lo importante es la calidad de la materia prima. Y, cómo no!, el punto de dorado de los ajos. Para ello, tengo un truquillo que es inclinar la cazuela, de modo que en un rincón de ésta se crea el “efecto freidora” al quedar los ajos bañados en aceite, sin que tengamos que añadir más del necesario. Si os sirve… En cuanto al suquet, en este caso, también es especial y algo más consistente que un suquet al uso, tirando a caldo. Probadlo, vale la pena!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s