Tarta de hojaldre con crema y frutas

Tarta de hojaldre con crema y frutas

Un clásico al que incorporamos fruta de temporada!

Ingredientes:

  • 1 lámina de masa de hojaldre
  • 4 huevos
  • 200 ml. de leche
  • 2 cucharaditas rasas de azúcar integral u otro edulcorante
  • 1 cucharada rasa de harina de maíz (maicena)
  • Frutos rojos variados
  • Fruta de temporada

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 200º, arriba y abajo.
  2. Extender una lámina de hojaldre y crear los bordes, bien cortando una o dos tiras de cada borde superponiéndolas en los mismos, humedecidos (efecto hojaldrado) o enrollando un par de veces los bordes hacia arriba (más práctico, mismo efecto al comer). Pinchar el centro con un tenedor para evitar que suba demasiado (aún así sube, por lo que al sacarlo del horno bastará con aplanarlo con una cuchara o pala). Pintar los rebordes con huevo batido, introducir en el horno y hornear durante unos 8’, vigilando a partir de los 5’ por si hay que colocar papel de aluminio por encima si vemos que oscurece demasiado rápido. Dejar enfriar sobre una rejilla.
  3. Para la crema, separar la mitad de la leche, colocar una parte en un cazo y ponerla a calentar, a fuego lento. Mientras, diluir el azúcar o el edulcorante y la maicena en la otra parte de leche fría, incorporar tres yemas, mezclar y verter en el cazo. Cocinar removiendo hasta que empiece a espesar (enseguida). Retirar del fuego y dejar enfriar.
  4. Rellenar la tarta con la crema y recubrir toda la superficie con las frutas elegidas, enteras las más pequeñas y laminadas y superpuestas las más grandes.
  5. Para darle un acabado brillante, podemos utilizar una gelatina especial para ello, de venta en comercios especializados, o elaborarla nosotros mismos con un par de hojas de gelatina previamente remojadas, que disolveremos en un cazo donde habremos calentado 200 ml de agua con un par de cucharadas de azúcar, removiendo hasta obtener la textura deseada. Dejar enfriar y pincelar toda la superficie.

Dejad correr la imaginación a la hora de decorarla. Más allá de los típicos frutos rojos, podemos incorporar a esta tarta clásica una o más frutas de temporada como, en este caso, albaricoques. Admite plátano, kiwi, mandarina, higos… Es un postre que gusta a casi todo el mundo, vistoso y colorido, que parece decir: “cómeme!” Fácil de hacer y que os puede sacar de algún apuro, aniversarios incluidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s