Croquetas de bacalao

Croquetas de bacalao

Ingredientes para 12 croquetas:

  • 250 g de bacalao desalado y desmigado
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • 250 ml de leche
  • 2 cucharadas colmadas de harina integral de trigo
  • Sal, pimienta negra
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

  1. Pelar y picar finamente la cebolla y el ajo y lavar y picar el perejil.
  2. En una cazuela o sartén antiadherente, pochar la cebolla con un poco de aceite, unos 15’ a fuego lento.  Añadir el ajo y el perejil, junto con el bacalao, subir un poco el fuego y seguir durante un par de minutos más.
  3. Añadir la harina a la cazuela, mezclar bien con el resto y seguir cociendo a fuego lento, hasta que tome un poco de color, no mucho, removiendo para que no se pegue. Retirar la cazuela del fuego y dejar enfriar.
  4. Poner la leche a calentar.
  5. Volver a poner al fuego y añadir la leche caliente, removiendo enérgicamente (mejor con varillas) para que la masa se integre bien y no se formen grumos. Aquí añadiremos un poquito de sal y pimienta recién molida y seguiremos cociendo, a fuego lento, hasta que la masa se desprenda de las paredes de la cazuela.
  6. Extender dentro de un recipiente adecuado, y dejar enfriar. Espesará. Si es de un día para otro, conservar en el frigorífico y tapado con papel film para que no forme costra.
  7. Marcar con un cuchillo las porciones. Las iremos cogiendo, las pasaremos por pan rallado, huevo batido y nuevamente por pan rallado y les acabaremos de dar forma.
  8. En una sartén, calentar el aceite suficiente para que cubra hasta la mitad las croquetas, depositarlas con cuidado, bajar un poco el fuego y darles la vuelta enseguida para comprobar el grado de dorado, dorar por el otro lado. Siempre es preferible darles nuevamente la vuelta, a que se pasen de fritura. Dejarlas escurrir sobre papel de cocina.

Os apetecen? Bechamel, la justa. En cuanto a la sal, por qué? Pues porque el bacalao que compramos desalado y desmigado suele estar tan, tan desalado, que las croquetas podrían resultar más bien sosillas. Otra cosa es si lo hemos desalado en casa,  a nuestro gusto. Probad, antes de añadirla. Truquillo por si, a pesar de todo, no lograrais evitar los grumos: En el punto 5, antes de “…y seguiremos cociendo…”, pasáis la masa al vaso de la batidora, fiu!-fiu!, la volvéis a poner en la cazuela y aquí no ha pasado nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s