Coca de chicharrones

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_1463Ingredientes:

  • 1 placa de masa de hojaldre
  • 100 g de chicharrones
  • Piñones
  • Azúcar de caña integral
  • Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

  1. Precalentar el horno, arriba y abajo, a 220º.
  2. Poner los chicharrones dentro de una bolsa de plástico y machacarlos con la mano del mortero (se puede hacer con un robot de cocina). Descartar los más duros, que no se habrán triturado.
  3. Desplegar la placa de masa de hojaldre sobre una superficie lisa, colocar los chicharrones en la parte central (franja de un tercio), doblar los dos laterales y alisar con el rodillo. Se puede repetir el doblado y volver a alisar. Se trata de integrar los chicharrones con la masa y dejarla de un grosor más o menos fino, al gusto. Si se pega el rodillo a la masa, la podemos pintar con un poco de aceite.
  4. Darle la forma deseada, rectangular u ovalada. Los cantos se moldean fácilmente con las manos, pero podemos utilizar un molde (bandeja o similar) para cortarla y eliminar los restos que sobresalgan.
  5. Trasladarla a la bandeja del horno, en la que habremos puesto papel de hornear. Si no es demasiado fina, podremos hacerlo sin dificultad. Si es muy fina, habrá que enrollarla en el rodillo y desenrollarla sobre la bandeja, para que no se rompa.
  6. Pintarla con aceite, repartir los piñones y el azúcar generosamente sobre toda la superficie.
  7. Bajar el horno a 180º y hornearla entre 12’ mínimo y 15’, dependiendo del horno. Si vemos que los piñones se oscurecen mucho, se puede tapar con papel de aluminio los últimos minutos.

Marchando más cocas, que se acercan las verbenas! Chicharrones… por una vez al año… Al menos, compensaremos eligiendo una buena masa de hojaldre baja en grasas (las hay de conocidas marcas, además, sin conservantes, ni colorantes) Como habréis observado, no la pinto con huevo, como es lo habitual en el acabado de los hojaldres. No vale la pena, porque queda cubierta por la costra de azúcar. Ah!, a mí no me gusta demasiado fina, y moldeo los cantos a mano para no desperdiciar masa (aunque también la podríamos utilizar para hacer mini-cocas…) Me gusta así, rusticona. La verdad es que está de vicio, como casi todo lo que no nos conviene…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s